lunes, 17 de septiembre de 2012

Visitando parques


La semana pasada pasé unos días en Cáceres de nuevo. Creo haber dicho ya aquí que Cáceres me encanta. Es una ciudad no demasiado grande pero que tiene todo lo que tiene que tener. El centro histórico es digno de admirar, se come estupendamente y encima es relativamente barata. Para colmo la gente es agradable y hay un montón de sitios donde caminar. Esto último es algo que siempre trato de encontrar allá donde voy puesto que intento no dejar mis caminatas diarias. Cáceres parece aprovechar cualquier espacio para colocar zonas verdes, algo que el visitante agradece sobre todo en verano. Por todas partes puedes sentarte a la sombra de uno de los muchos árboles que viven en la ciudad. Aparte de eso, tiene varios parques y plazas, decorados con otros cientos de árboles que son lugares de recreo para compartir con la familia o amigos. Es una de las cosas que más llama la atención cuando estás allí, todos esos enormes árboles entre jardines que dan sombra en verano y protegen del frío en invierno.
 Este es el Parque del Rodeo, uno de los más bonitos:
Muchas zonas verdes para pasear
 
Lagos y fuentes por todas partes
 
Otra fuente en cascada
 
Me encantó este muro de piedra rodeando el parque
 
Vistas del barrio que lo rodea
 
 
Vistas a lo lejos desde uno de los muros
 
Caminito bordeando el lago
 
De noche, ideal para ver las estrellas

Y este otro es el Parque del Príncipe, algo más "salvaje"y natural:
Son curiosas las esculturas entre las zonas verdes
 
 
 
Caminos para recorrer el parque y hacer unos kilometros
 
Aquí también hay lagos y fuentes
 
 
 
 
 
Fuera del camino, plena naturaleza.
 
 
Multitud de árboles
 
Una de las piscinas del parque tras el bar
 
Escultura dedicada a los ciclistas
 
 
Me encantó ver a Don Quijote haciendo "filigranas"
 
Como veis, estoy encantada con esta ciudad aunque hay algo que no me gusta nada, algo que me parece aberrante y que creo que las autoridades cacereñas deberían prohibir. Pero bueno, os lo mostraré en la próxima entrada

12 comentarios:

  1. la verdad es que en cáceres sólo he estado una vez, cuando era muy pequeño. me gustaría conocerlo, sobre todo por el casco antiguo por el que tiene fama. los parques también me gustan mucho. son preciosas todas las fotos.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chema. Creo que la ciudad ha debido cambiar mucho en estos ultimos años. La parte moderna está bastante bien. Un beso.

      Eliminar
  2. Estuvimos en Cáceres en Marzo, muy poco tiempo, no fue para hacer turismo pero pudimos visitar el centro histórico que nos encantó, y una iglesia en un monte alto que por cierto estaba en obras, también me causó muy buena impresión , no me esperaba una ciudad tan bonita, esos parques de tus fotos son preciosos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, esa iglesia de la que hablas es un ermita que se ve desde la ciudad, ¿verdad? No la he visto todavía pero es una de mis cosas pendientes para la próxima visita, que por cierto es en unos días.

      Eliminar
  3. Que fotos más bonitas, unos parques preciosos!!
    Te sigo :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguirme. Te veo en tu blog. Besos.

      Eliminar
  4. Preciosas fotos! En nuestra geografia tenemos ciudades con parajes impresionantes, pero pocas veces sabemos valorarlos como se merecen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Ruth, a veces anhelamos conocer sitios lejanos cuando lo cercano es realmente precioso. Cáceres es digna de ver. Un beso.

      Eliminar
  5. Pues qué pasada, nunca me habría imaginado Cáceres así, la verdad. A saber cuántas ciudades pensamos que son "sosas" y alguien te descubre un sitio que vale mucho la pena conocer. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, a conocerla en cuanto puedas, jejeje.. Besos.

      Eliminar